Durante este viaje por el Serengeti hemos vuelto a escuchar una de estas historias que da miedo oír y nos hace dudar de la humanidad del ser humano. El rinoceronte negro, Kifaru Mweusi para los locales, es cazado hasta la extinción en África Occidental y está en peligro también en la zona este del continente. Por qué?? Aparte de ser uno de los cinco grandes, atractivo por su tamaño y fortaleza, supuestamente su cuerno en polvo tomado en pequeñas dosis devuelve la virilidad durante 6 meses a aquellos que lo toman. En este caso la infinita industria del sexo ha llegado a exterminar una especie de una zona del planeta y ponerla en jaque definitivamente para salir de nuestro planeta. Por suerte, el gobierno de Tanzania ha tomado riendas en el asunto y hoy en día dedica el 30% de sus recursos turísticos a proteger a esta y otras especies de la acción de los furtivos. En el norte de Tanzania es posible verlos en el Serengeti y el Ngorongoro, aunque muy difícil. Y no es de extrañar, porque en los 14.763 Kilómetros cuadrados del Serengeti solo contamos unos 60 ejemplares. Tuvimos la suerte de ver uno tanto en Serengeti como en Ngorongoro, rodeados de los rangers que muchas veces los alejan de los caminos para mantenerlos ocultos a los ojos de los furtivos, y por tanto también de los turistas…

Fotografia del rinoceronte negro en las llanuras del serengueti

NIKON D800 (400mm, f/5.6, 1/800 sec, ISO400)
Rinoceronte Negro, Serengueti

El Rinoceronte Negro llega al metro sesenta de altura y puede pesar hasta 1500 kg. Con este tamaño se convierte en el cuarto mamífero más grande de África, por detrás del Elefante, el Hipopótamo y el Rinoceronte Blanco.

Fotografia del rinoceronte negro en las llanuras del serengueti

NIKON D800 (380mm, f/5.6, 1/800 sec, ISO400)
Rinoceronte Negro en las llanuras del Serengeti