¿Cuál es el sueño de cualquier fanático amante de las fuerzas de la naturaleza y los lugares extremos y perdidos del mundo? Dormir en el cráter de un volcán no está nada mal…

Con este punto frikie y el ansia de vivir experiencias “into the wild”, a finales de mayo decidí subirme a dormir a la cumbre de España. Hay un paseo desde el teleférico, pero cuando llegas arriba todo merece la pena. En un día despejado se pueden ver las siete islas y el atardecer es simplemente impresionante. De los más bonitos que he visto en mi vida.

Fotografia panoramica del crater del y la sombra del teide con el mar de nubes al atardecer. islas canarias, tenerife

NIKON D800 (20mm, f/20, 1/50 sec, ISO200)
Panorámica desde la cumbre del Teide al atardecer

 

Ahora, os digo una cosa, da igual que estés casi en verano en las Canarias. A 3718 metros en medio del Atlántico, hace frío, mucho viento y mucho frío. Para pasar la noche, con un buen saco de dormir no hay problema, pero cuando sales del abrigo del cráter y te pones a hacer fotos se te caen las manos, sobre todo al amanecer y por la noche. Es importante llevar unos guantes y gorro en cualquier época del año, si no lo pasas regular… Me costó encontrar un buen sitio para ponerme con el saco ahí arriba. Fuera del cráter el viento es muy fuerte y dentro te ahogas con los vapores de azufre. Al principio creí haber encontrado un buen sitio sin muchos vapores en una zona dentro, pero me desperté a las pocas horas en medio de la noche con sensación de ahogo. Al abrir los ojos y mirar a las estrellas ví la luna rosa, así que decidí salirme fuera a pesar del ruido y del frío, eso no podía ser muy bueno… Por lo menos, al estar en un volcán el suelo está calentito y contrarresta un poco el aire helado. Me levanté muy pronto, aún de noche. Muy cerca hay un observatorio y este es uno de los mejores sitios del mundo para ver estrellas, doy fe. Muy poquitas veces he visto un cielo tan claro como aquí. Estuve un rato esperando en la zona oeste a que apareciera la sombra del Teide justo antes de salir el Sol. El fenómeno es alucinante, una vez más me quedé fascinado viendo como según se iba ganando luz se formaba el volcán fantasma en las nubes. En esta época del año se proyecta sobre otro cráter y parece la continuación del cono que ya no existe. Si sigues la flecha, después de la Gomera llegas a Orlando en la península de Florida. La punta del Teide apunta a lo alto de una montaña rusa en Disneylandia.

fotografía panoramica de la sombra del teide desde el crater de la cumbre al amanecer

NIKON D800 (24mm, f/8, 1/40 sec, ISO200)
Sombra del Teide desde la cumbre al amanecer

 

Si tienes claro que no vas a hacer fotos nocturnas y te quieres ahorrar una noche toledana, se puede dormir en el refugio Altavista, un poco más abajo, a unos 45 minutos andando. Toca madrugar un poco más, pero es lo más cómodo, lógico y legal.

fotografía panoramica de la sombra del teide desde el crater de la cumbre al amanecer

NIKON D800 (32mm, f/8, 1/80 sec, ISO200)
Panorámica desde el cráter del Teide al amanecer. Sombra del Teide