Hoy es el primer día a bordo del FRAM, el moderno barco de Hurtigrutten homónimo al que usaran los noruegos Nansen y Amundsen en sus exploraciones por el polo norte y sur. Después de atravesar el Gran Canal que nos saca del sur de Patagonia llegamos al temido paso de Drake. Este pasaje es la unión de tres grandes océanos, Pacífico, Atlántico y el Océano del Sur. Normalmente las condiciones aquí son terribles y este es el punto en el que más embarcaciones han naufragado a lo largo de la historia, pero ahora más que un temible pasaje parece un lago. Estamos teniendo suerte con la travesía y puedo escribir este post, con solo una leve sensación de mareo, desde el mirador de la última cubierta acristalada. Hay que decir que quizá ayuden las pastillas para el vértigo de los ancianos que tomé, porque aparte de dar mucha sed y sueño supongo que quitarán el mareo…

Hemos pasado el día corriendo por las cubiertas persiguiendo con la cámara las diferentes aves marinas que revolotean alrededor del FRAM y ha sido divertido, pero hemos tenido dos momentos mágicos. El primero ha sido la visita de una pareja de Albatros reales, que generalmente viven en las costas de Nueva Zelanda, un poco lejos de aquí. Estas aves tienen la fama de ser las más grandes del mundo, con una envergadura que puede llegar a los 4,25 metros, aunque la falta de escala no te permite hacerte la idea de su tamaño real. El segundo ha sido el avistamiento del primer Iceberg del viaje, quizá un presagio de lo que nos espera. Es muy raro verlos tan al norte porque normalmente quedan atrapados en las circulares corrientes antárticas, pero este ha escapado para darnos la bienvenida. Era gigantesco, 70 metros de altura que solo se aprecian cuando por fin ves la silueta de las aves que revolotean a su alrededor. Es impresionante ver cómo rompen las olas del océano en las paredes verticales y el color azul que adquiere el agua en contraste con el hielo. Mientras la gente mira hipnotizada al gigante yo me esfuerzo por conseguir la imagen del día, la silueta de un Albatros con el iceberg de fondo, espero que os guste. Mientras termino este post un anuncio nos informa que estamos pasando la convergencia de los océanos, dejamos el atlántico para cruzar al Océano del Sur, la temperatura del agua bajará de 4,25 C a 1,5 C, ¡estamos oficialmente en el Antártico!

Paso de Drake

Canon EOS-1Ds Mark III (400mm, f/8, 1/2000 sec, ISO500)
Paso de Drake

Canon 1Ds Mark III, Canon 100-400 en 400. 1/2000 f8 ISO 400

En esta foto lo crucial es tener una buena velocidad de disparo y un enfoque preciso. Subí el ISO a 400 para poder tener una velocidad de disparo a 1/2000 que me asegurara congelar la acción con el teleobjetivo de 400mm. El diafragma en f8 me permite un pequeño margen de error al enfocar al Albatros a la par que mantiene ligeramente definido el iceberg de fondo, en esta toma lo que quería era integrar los Albatros que nos seguían con el gigantesco Iceberg que se había escapado al paso de Drake.